El Secreto Detrás De “First Man” Y La Complicidad Del Director Y Los Efectos Especiales

Damien Chazelle se inspiró en el libro First Man: The Life of Neil A. Armstrong de James R. Hansen, para recrear en una película la misión Apolo 11 que viajó en 1969 al espacio. Apoyándose en cientos de efectos especiales y juegos de cámaras y estrategias tecnológicas, Chazelle ha convertido el largometraje de tipo documental en uno de los más innovadores del año.

Pantallas LED, utilería, programas, efectos especiales y videos antiguos adaptados a 16mm y 35mm son solo algunos de los elementos que lograron hacer posible llevar al cine la historia de la primera vez que el hombre pudo caminar en la luna. Cuenta con una duración de 181 minutos y un guion que fusiona la realidad y la ficción de la mano del escritor Josh Singer  que también escribió Spotlight (2015)  y The Post (2017) películas que lo convirtieron en ganador del Premio de la Academia al Mejor Guión Original y una nominación al Globo de Oro al Mejor Guión el año pasado.

Para Chazelle hacer la película fue “todo un desafío”, y entre los retos más grandes con los que se encontró, los elementos de vuelo y recrear el espacio fueron unos de los más complicados. Para ello contó con el apoyo de Linus Sandgren, su director de fotografía.

Las pantallas LED que a su vez transmitían el material creado específicamente para la cinta con imágenes de La Tierra vista desde el espacio y la luna, fueron usadas con el objetivo de capturar el mayor número posible de imágenes y además para proyectar un paisaje infinito en el que los actores parecieran estar dentro o cerca de las naves X-15, Gemini 8 y Apollo 11, las cuales no eran más que piezas de utilería a gran escala, desarrolladas por el diseñador de producción Nathan Crowley y su equipo de arte.

Double Negative (DNEG) una compañía británica de efectos visuales de cine y animaciones computarizadas (CGI) fue la creadora de al menos 90 minutos de la pieza audiovisual, logrando crear un mundo tridimensional en complicidad con los juegos de cámara y fotografía que entonaron en imágenes esféricas de 360 grados, permitiendo una mayor rotación interactiva y la gradación de color mientras se hacía el rodaje.

Además de esto, DNEG logró recopilar un gran número de videos inéditos del lanzamiento del Apolo 11 que estaban grabados en 70mm, de los cuales muchos fueron recreados con CGI, pero otros fueron aumentados para ajustarse a los parámetros de 16 mm. Para ello, contaron con la alianza de Terragen, un programa generador de escenarios de Planetside Software, con el que pudieron lograr la animación desde el nivel del suelo hasta el espacio, creando nubes y recorriendo el vuelo hacia la atmósfera.

Para el director de este film era elemental usar el mínimo de efectos especiales generados por computadora, ya que él prefiere ser más conservador y jugar a convertir espacios habituales en un ambiente similar a la luna con estrategias de la vieja escuela, como por ejemplo con maquetas reales, tomas fotográficas, recreaciones y otros elementos que dotan de cierto realismo a las escenas claves de sus películas. Por ejemplo, las escenas para denotar la gravedad cero se recrearon con los clásicos cables invisibles que sujetaron a los actores como si fueran marionetas que posteriormente se borraron en la posproducción. Igualmente, pusieron la cámara a nivel del suelo para recrear el efecto de flotabilidad y hacer más real los pasos que Neil Armstrong y Buzz Aldrin dieron en la Luna.

Asimismo, los elementos usados para las escenas que ameritaban recrear la luna, se hicieron fundamentadas en imágenes reales dadas y ampliamente conocidas de cómo se ve el espacio, desde el espacio. En ellas, no hay efectos de sonido, nubes en altitudes altas, el sol ilumina en el mismo ángulo a la tierra y la luna, y los cascos de los astronautas no están iluminados.

Las opiniones sobre esta película que se estrenó el pasado 11 de octubre son encontradas, pues algunos opinólogos aseguran que el film no transmite ninguna emoción, mientras que a la mayoría del público, más del 80% según estadísticas de Google, les gustó la película que inauguró el Festival Internacional de Cine de Morelia FICM uno de los más importantes de Latinoamérica.

Rodar esta película sin duda representó un gran desafío para Chazelle ya que es la primera vez que dirige una trama que no gira alrededor de la música, además de que tampoco había estado al frente de una producción que no escribiera.

Con información de:

www.lapausadelrender.com

www.microsiervos.com

www.hobbyconsolas.com

www.sensacine.com.mx

www.mundiario.com

Adidas también se unió a la fiesta de The Game of Thrones presentando un spot con una línea de zapatos deportivos de edición especial que presentó a través de sus redes sociales.

 

A diferencia de otras series, Juego de Tronos no ofrece ningún tipo de oportunidad para el Product Placement (técnica publicitaria que consiste en la inserción de un producto, marca o mensaje dentro de la narrativa del programa), pero eso no ha impedido que la serie se haya comercializado por otras vías como en el merchandising, activación e integración de marcas a través de comerciales innovadores, aprovechando el inmenso número de fans que la serie ha sumado desde su inicio en 2011.

Con información de:

http://mouse.latercera.com/oreo-game-of-thrones/

https://www.parentesis.com/noticias/Entretenimiento/El_intro_de_Game_Of_Thrones_con_galletas_Oreo


https://www.fotogramas.es/series-tv-noticias/a26567233/juego-de-tronos-galletas-oreo-temporada-final/


https://www.youtube.com/watch?v=t8MaUC9ZGkw

Artículos Recientes

Social Media

Facebook

Twitter

Déjenos Sus Comentarios

Otros Artículos de Interés

España protege sus contenidos ante ley que regula producciones en Europa
LEER
Secuelas de películas exitosas apuestan a ser taquilleras
LEER
Binge Watching Vs Distribución Semanal Es El Gran Debate De Los Distribuidores De Contenidos
LEER
Walmart quiere potenciar su plataforma de video y competir de frente con Netflix y Amazon.
LEER
Copyright © 2019 CIC Media, All rights reserved.
Designed & Developed by www.carlosbauza.com